¿Qué es la masonería?

La masonería es la organización fraternal más antigua, más grande y ampliamente reconocida en el mundo. La Masonería o Francmasonería fue fundada en Londres, Inglaterra en 1717. El número de miembros actualmente asciende a 3,6 millones en todo el mundo. En España actualmente existen unos 4.000 miembros.

Ser miembro de  la Francmasonería no tiene la intención de interferir con el compromiso de un individuo con su fe, familia, vida social u ocupación. La masonería no es y nunca puede ser un reemplazo de estas instituciones importantes. Mas bien un ambiente positivo que le recuerda a cada Masón su deber hacia Dios, su comunidad, su familia y a sí mismo.

Como organización fraternal, la Francmasonería une a hombres de buenas costumbres. Aunque de diferentes orígenes religiosos, étnicos o sociales, comparten la creencia de una entidad superior o Dios que recibe el nombre común de GADU.

La tradición en la Francmasonería.

Las tradiciones de la Francmasonería se basan en la construcción del Templo del Rey Salomón. Sus ceremonias fraternales usan las herramientas de trabajo de los canteros para simbolizar las lecciones morales y las verdades. Por ejemplo, a los masones se les recuerda en Logia que «se encuentran en el nivel de igualdad, actúan con la plomada de la rectitud y forman parte del cuadrado de la virtud».

Masoneria o Masonería

La masonería ofrece oportunidades para hombres sinceros, honestos y directos que creen en Dios y desean contribuir al mejoramiento de sus sociedades y de ellos mismos. A través de nuestra Fraternidad Masónica, reafirmamos nuestra dedicación y unidad para convertirnos en ciudadanos comprometidos que tengan un fuerte deseo de preservar los valores que han hecho y continúan haciendo grande a las sociedades en las que viven.

La Francmasonería y sus periodos

La historia de la Francmasonería podría dividirse en tres periodos relativamente diferenciados

  • El primero, en el que es denominada masonería operativa, que abarca los siglos XIII a XVI. Coincide con la edificación de las grandes catedrales góticas en la que el centro de unión de los colectivos masónicos gravitaba sobre el oficio de la construcción.
  • El segundo, conocido como de los Masones Aceptados . Abarca el siglo XVII y los primeros lustros del XVIII. Se trata de un tiempo de transición en el que las sociedades masónicas fueron admitiendo miembros honoríficos, llamados «Accepted masons», no dedicados a la construcción.
  • Y el último comienza en 1717 y llega hasta nuestros días. En este tiempo se habla de masonería especulativa porque está compuesta únicamente por miembros «Adoptados». De este modo que se separa definitivamente del arte de la construcción y persigue exclusivamente una finalidad ética.

Aunque la masonería especulativa conserva la terminología propia de la construcción, su significado es meramente simbólico.

Los masones y el individuo

La masonería es una Orden iniciática que busca el perfeccionamiento del ser humano. Por esto, se puede decir que, la masonería es “Una herramienta que ayuda a la transformación a la vez que busca la perfección integra del ser humano, usando un método iniciático. Utiliza principalmente los símbolos y las alegorías, y que se desarrolla, en el marco general de una institución”

Para ello efectivamente le transmite unos elementos y un lenguaje, el ritual y símbolo, por cuyo conocimiento y asimilación estará en condiciones de aplicarlos sobre sí mismo y en su entorno social. La francmasonería no es una religión, una escuela filosófica, un club, una sociedad filantrópica, una ONG, una organización meta-política, una sociedad secreta, ni tampoco una sociedad con secretos. Se pueden definir varios y aplicaciones de estos aspectos en la masonería, pero ninguno de ellos define en su totalidad de lo que es la francmasonería como fraternidad. En cualquier caso se articulan alrededor de lo esencial de la Orden: su modo de transmisión, lo sustancial, y su orientación iniciática, teniendo como fundamento una metodología: la forma de vivir y de aplicar a la realidad el simbolismo.

¿Cual es el propósito de la masonería?

La masonería tiene una serie de objetivos, al igual que cada uno de sus miembros. En esencia, es una organización fraternal, que busca hacer el bien en el mundo y mejorar interiormente a sus integrantes. La francmasonería pretende construir un auténtico templo interior, ideal en todas sus proporciones. Así de perfectas deben llegar a ser todas y cada una de las cualidades del iniciado.
Pero de igual manera, el templo es la obra común de todos los masones y hacia donde convergen sus ideales y aspiraciones. En este sentido la Orden masónica es una Fraternidad.

Hacer el bien en el mundo: los francmasones deben prometer respetar las leyes de la tierra y ser buenos ciudadanos . Si un postulante ha cometido algún delito podría sería motivo para que alguien no sea bienvenido como masón. También , se sugiere a los hermanos masones donar lo que pueden pagar con fines benéficos.

Algo más que buenos hombres

En las logias hay aportaciones económicas individuales, cada hermano da unas cuantos euros cuando pueden. Este dinero se destina a respaldar una gran cantidad de causas, desde escuelas y hospitales de beneficencia. También estos fondos que pueden ponerse rápidamente a disposición para el alivio de desastres.

Mejorando sus miembros: la masonería es una organización secular. Los miembros deben profesar una creencia en un creador, o un principio organizador para el universo. Pero más allá de eso no discutimos sobre religión. Sin embargo, históricamente, la francmasonería fue formulada por hombres cristianos y en una cultura cristiana. Por lo tanto, dibuja muchas alegorías de la mitología cristiana. Estas alegorías son parte privada de la Francmasonería, pero son lecciones de lo que significa ser un buen hombre. Para ser decente, honesto, confiable, trabajador y caritativo. Hay un fuerte enfoque en la familia y la comunidad. Una descripción de uso frecuente es que la Francmasonería busca tomar buenos hombres y mejorarlos.


Masonería regular – Sevilla


En Sevilla, la masonería regular esta representada por la Respetable Logia Itálica 107. Esta es la única logia reconocida por la Gran Logia de España (GLE)

En la masonería, la regularidad es el proceso mediante el cual las Grandes Logias individuales se reconocen entre sí. El propósito es permitir la interacción formal a nivel de Gran Logia y la visita de miembros de otras jurisdicciones.

Existen varias agrupaciones de jurisdicciones masónicas que se consideran regulares. Estas reconocen a otras como regulares al seguir unas reglas. Pero también por ello consideran que otras son irregulares.

El concepto de regularidad aparece por primera vez en los reglamentos de Payne. Esto se plasmaron en las Constituciones de Anderson. En la regla VIII encontramos:

Si un conjunto o grupo de Masones se compromete a formar una Logia sin la garantía del Gran Maestre. Las Logias regulares no las reconocerán. Ni para considerarlos como hermanos justos y debidamente formados, ni para aprobar sus Hechos y Hechos. Deben tratarlos como rebeldes. Hasta que sean reconocidos. como lo dirija el Gran Maestre en su Prudencia, y hasta que los apruebe con su Orden. Debe ser significada a las otras Logias, como es la costumbre cuando La nueva Logia se registrare en la Lista de Logias Regulares.

Landmarks de la Francmasonería

Las regulaciones de 1720 de Payne mencionan la necesidad de mantener los «antiguos landmarks» de la orden. Pero fue mucho más tarde cuando alguien intentó definirlas. No fue hasta 1858 que Albert Mackey publicó una lista de 25 puntos de referencia. Aunque estos no fueron aceptados universalmente, formó la base para algunas jurisdicciones estadounidenses.

Los intentos de formular la base de la regularidad llegaron más tarde en Inglaterra. Parecen haber surgido del reconocimiento de una nueva Gran Logia en Francia. Esta acababa de separarse del Gran Oriente de Francia, que ya tenía la marca de irregular. Una carta de 1913 del nuevo Gran Maestre de la Gran Logia Nacional Independiente y Regular de Francia y de las Colonias francesas establecía las obligaciones de sus logias como su reclamo de regularidad.

  • Mientras se trabaja en Logia, la Biblia siempre estará abierta en el altar.
  • Las ceremonias se llevarán a cabo en estricta conformidad con el Ritual del «Rito Rectificado». Un Ritual que se redactó en 1778 y se sancionó en 1782 con el cual se inició al Duque de Kent en 1792.
  • Los trabajos de Logia se abrirán y cerrarán con la invocación y en nombre del Gran Arquitecto del Universo. Todos los documentos creados en la Orden y de las Logias se imprimirán con los símbolos del Gran Arquitecto del Universo.
  • No se permitirá ninguna discusión religiosa o política en la Logia.
  • La Logia como tal nunca participará oficialmente en ningún asunto político. Pero cada Hermano individual preservará la libertad total de opinión y acción.
  • Solo aquellos Hermanos que son reconocidos como verdaderos Hermanos por la Gran Logia de Inglaterra serán recibidos en la Logia.

Gran arquitecto del universo

En 1813, después de la unión de Masones Antiguos y Masones Modernos. La Gran Logia Unida de Inglaterra (UGLE) creó una nueva Constitución, basada en las Constituciones de Anderson. Por parte de los Masones Modernos y el Ahiman Rezon por parte de los Masones Antiguos, que requería la aceptación del concepto «El Gran Arquitecto del Universo».

Inicial mente el Gran Oriente de Francia GOdF adaptó esta Constitución para cumplir los requisitos. Sin embargo, en 1877, a propuesta del sacerdote protestante Frédéric Desmons en la convención del GODF se eliminaron las referencias al Gran Arquitecto del Universo de su Constitución. Los miembros de la convención vieron su decisión como una manera de volver a la Constitución original de James Anderson de 1723. Las dos primeras sentencias de la constitución del GOdF fueron:

«Sus principios de la masonería son la existencia de Dios, la inmortalidad del alma y la solidaridad humana. Considera la libertad de conciencia como un derecho inherente de cada hombre y no excluye a nadie por sus creencias».

«Sus principios son la libertad de conciencia y la solidaridad humana. No excluye a nadie debido a sus creencias».


Esta decisión generó un cisma entre el Gran Oriente de Francia y la Gran Logia Unida de Inglaterra. Desde el gran cisma de 1877, la masonería está dividida en dos ramas. La francmasonería de estilo continental y la masonería anglosajona. Estas dos facciones no se reconocen unas a otras. La mayoría de las logias de estilo inglés consideran que las logias de estilo continental como irregulares.

Masonería regular hoy en día

A día de hoy una parte muy importante de la masonería es regular y por ello hay un reconocimiento entre las Grandes Logias. Es la masonería con mayor numero de miembros en el mundo. Las mas importantes, Gran Logia de los Estados Unidos (UGLE), La Gran Logia de Escocia (GLoS) y la Gran Logia de Irlanda (GLoI) .

En España la masonería regular esta representada por la Gran Logia de España. Esta, la GLE fue reconocida por la Gran logia de Inglaterra.

Principios para que una Gran logia sea reconocida como regular

  • Cada Gran Logia debe haber sido establecida legalmente por una Gran Logia o reconocida por tres o más Logias regularmente constituidas.
  • Que una creencia en el Gran Arquitecto del Universo. Esto es un requisito esencial para ser aceptado.
  • Todos los iniciados hacen su juramento sobre una biblia «Ley Sagrada». Esto vincula la conciencia de la persona que se está iniciando.
  • La Gran Logia y las Logias locales están compuesta exclusivamente por hombres. No se aceptan por tato relaciones masónicas de ningún tipo con Logias mixtas o cuerpos que admitan a mujeres como miembros.
  • La Gran Logia tendrá jurisdicción soberana sobre Logias bajo su control. Esto es, que será una organización responsable, independiente y autónoma, con autoridad única e indiscutible sobre los Grados simbólicos de Masonería (Aprendiz, Compañero y Maestro) dentro de su Jurisdicción. También que, de ninguna manera estará sujeto a, ni dividirá dicha autoridad con, un Consejo Supremo u otra Potencia que reclame cualquier control o supervisión sobre esos grados.
  • Las tres Grandes Luces de la Francmasonería ( Volumen de la Ley Sagrada, la Escuadra y el Compás) siempre se exhibirán cuando la Gran Logia o sus Logias estén en funcionamiento. El principal de estos es el Volumen de la Ley Sagrada.
  • La discusiones sobre religión y política dentro de la Logia sea estrictamente prohibida.
  • Observar estrictamente los principios de los antiguos Landmarks, costumbres y usos.

¿Quieres saber que es necesario para ser masón? haz click en el icono del sobre situado en el faldón de esta página.