La pandemia da "pa to"

Vida cívica

A machacarse que es cosa muy sana. Ante lo que está cayendo. Vamos a partir de que todo sistema político se funda en la realización de una obediencia, o sujeción, de la sociedad a unas normas de convivencia, provocando en la ciudadanía el convencimiento de su validez y que, por ende, debe ser respetado en conciencia.

Vamos a partir de que todo sistema político se funda en la realización de una obediencia, o sujeción, de la sociedad a unas normas de convivencia, provocando en la ciudadanía el convencimiento de su validez y que, por ende, debe ser respetado en conciencia.

Esta estabilidad social, es claro, puede ser garantizada por un sistema jurídico coercitivo que obligue a los ciudadanos a ajustar su “libertad” a lo ordenado por la ley.

Pero, en el mundo en que vivimos, creo que este planteamiento, por sí solo, no es válido para mantener una democracia. Y es aquí donde podríamos incluir la noción de la Virtud, entendida en este caso como conducta intachable, ejemplar, capaz de establecer “costumbres” en los ciudadanos, no por el imperio de la Ley, sino por el convencimiento de que en ellas encuentra motivos razonables y atractivos para desear y elegir esa vida cívica.

Sentado lo anterior, ¿Cuál es el panorama con el que nos encontramos en esta puñetera pandemia? Bueno, planteado está. Tirando del hilo se saca el ovillo. Recordar, pensar es una cosa muy sana.

Que os sea leve

¿Te ha gustado? ¡Comparte en tus redes sociales!

Un comentario en “Vida cívica

  1. La legalidad o ilegalidad de los actos no es suficiente para el crecimiento humano.
    Debe haber Virtud, personas virtuosas que creen una concienciación hacia esas más altas cotas del ser humano, pero cómo o quién va a ejemplificar esa virtud para provocar esa corriente hacia la elevación de nuestros valores y motivaciones.
    Sería el Estado, quién debería promoverlo, en algunos países ocurre, serían iniciativas individuales de personas, tipo Elon Musk, Gandi, etc, conocidos por su influencia y sus decisiones empresariales o religiosas.
    Serán ONGs tipo Green Peace, buscando un cambio y una concienciación.

    En mi opinión, todos podemos crear ese espíritu de búsqueda de la Virtud, y en esa búsqueda de una mayor elevación encontremos a otras personas buscando. TAF HH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *